Con el voto positivo de 16 países, incluido el de España, la Comisión Europea ha aprobado la propuesta de prohibir todos los usos al aire libre de tres insecticidas neonicotinoides. Únicamente cuatro países se han opuesto y ocho se han abstenido. En la Comisión Permanente se ha decidido restringir el uso de los principios activos imidacloprid, clotianidina y tiametoxam, conocidos como “neonicotinoides” debido a que su uso al aire libre daña a las abejas Para la Comisión la protección de las abejas es un tema relevante, ya que influye en la biodiversidad, el medio ambiente y la producción de alimentos. Las limitaciones implican que será prohibido todo el uso al aire libre de estas sustancias y únicamente serán permitidos en invernaderos permanentes donde no debería tomar contacto con las abejas. El Copa-Cogeca, entidad que agrupa a las asociaciones de agricultores y ganaderos y las cooperativas agrarias, no está conforme con la decisión de la UE y afirma que “no había ninguna justificación para una prohibición total”. Pekka Pesonen, secretario general del Copa-Cogeca, ha declarado “Damos gran importancia para las abejas y otros polinizadores en la Copa y la Cogeca ya que son muy importantes para la producción de cultivos y para garantizar la biodiversidad en la UE. Por otra parte, como se expresa en la evaluación del riesgo de la EFSA, entendemos que estas sustancias pueden suponer un riesgo para las abejas. Pero estamos convencidos de que con las medidas de mitigación adecuadas, estas sustancias podrían haber sido re-autorizadas”.